Pintado de suelos en naves

El orden y la organización son imprescindibles para la seguridad laboral. En las naves industriales es muy importante que el suelo ayude en esta tarea. Pintamos suelos para convertirlos en ayudas funcionales y prácticas con pinturas de alta resistencia química y mecánica en condiciones de tráfico intenso. Con esto logramos guías visuales que ayudan a mantener el orden; con una superficie especialmente tratada para mantenerse limpia durante más tiempo y reducir el coste de mantenimiento.

Nuestras pinturas constan de dos componentes, una base de resina de epoxi y un catalizador, y se diluyen con disolvente específico para poliuretanos. El proceso de pintado comienza con la búsqueda del tipo de pintura más apropiado para el pavimento, teniendo en cuenta el sustrato (hormigón, acero, cemento, etc) y la resistencia buscada en el acabado. Las características de resistencia de estos acabados se originan en el proceso de secado, que tiene lugar tras la reacción de los dos componentes, tras secarse el disolvente.

Las pinturas basadas en resina de epoxi tienen las siguientes características:

  • Resistentes al agua, a la intemperie. Por ello se usan para proteger estructuras de acero y hormigón.
  • Resistentes a contaminantes químicos. Son de gran utilidad en parkings, garajes, suelos industriales, etc…
  • Resistentes a detergentes. Se usan en lavaderos industriales y otro tipo de naves e instalaciones sometidas a frecuentes limpiezas agresivas o desinfecciones