Impermeabilización de aljibes con hidrófugos

Los hidrófugos son compuestos químicos que usan el efecto hidrofóbico para prevenir la absorción de agua en el material protegido. Los materiales porosos, como el cemento, absorben el agua y se saturan, produciendo fugas y humedad. Esto puede causar el deterioro del edificio e incluso afectar a la salud de las personas al aparecer moho y bacterias. Con los revestimientos hidrófugos logramos prevenir todos estos problemas. Además de en aljibes, estos compuestos pueden usarse en piscinas, fuentes, canales, presas, fosos de ascensores, sótanos, túneles, galerías, etc…; en general, cualquier estructura sometida a una gran presión hidrostática.